jueves, 12 de abril de 2018

"Ya Huele a Feria "


"Ya huele a feria, que ole, ya huele a feria"


Ya huele a feria
Sevilla en primavera, que ole
Ya huele a feria
Sevilla en primavera, que ole
ya huele a feria

Ya huele a feria
Y se ponen alegres, que ole
Las gentes seria
Y se ponen alegres, que ole
las gentes seria

Gloria bendita
Sevilla en primavera, ole
Gloria bendita
Sevilla en primavera, que ole
las penas quita


 Como cada año por primavera, mi casa se llena de volantes, vestidos de gitana, abanicos de colores, flores, mantoncillos, peinas, pendientes...

No sabéis lo que me gusta y tengo la suerte de que a mis hijas y a mi marido también. Él disfruta viéndonos y llevándonos orgulloso al Real. Mucha paciencia tiene pues imaginad a cuatro mujeres en casa, a la hora de arreglarnos cada día, sin que nos falte un perejil. Cuatro, porque mi prima se une y lo pasamos en grande: "Que si dame una flor, que si te gusta el color, un peinecillo por aquí, sujeta con el alfiler..." ¡ Qué locura !

Nuestro traje regional es el único que está sujeto a modas. Cada año hay nuevas tendencias, por eso hay que renovarse. Nosotras acostumbramos a cambiar el traje cada dos años, aunque los anteriores se siguen utilizando, pues son muchos días de feria y es la manera de cambiar de vestido.

Este año, mis hijas estrenan y yo me encargo de hacer los pendientes y abalorios apropiados al traje. 
Nuevamente nos ha vestido la firma "De Lunares Y Volantes" . No os enseño hoy el vestido pues hasta el día del estreno no se lo pondrán, pero sí se puede ver el mantoncillo de Alicia y por supuesto, encantada, os traigo los pendientes que he hecho este año para él. 

pendientes_feria

pendientes_abalorios
Es un pendiente tamaño XL, como a ella le gusta, vistoso y acorde con la moda de esta año, con flecos y flores. 

pendientes_flamenca

Aunque Elisa también estrena , va a lucir los pendientes que le hice para su anterior traje, pues los colores van muy bien para el nuevo de este año.
abalorios_flamenca

En el menú del blog, en el apartado "Manualidades " podréis encontrar los diseños de años anteriores.

Si no me véis por aquí, en la Feria sin duda estoy.











domingo, 8 de abril de 2018

Remolachas y Nabos Rebozados

Cuando  en mi mesa aparece un plato de rebozados es todo un festín, pues procuro que los fritos no sean frecuentes en casa. Por eso se disfutan mucho tanto en entrantes o en el plato principal.
Este es el caso de las remolachas y nabos rebozados. Un picoteo delicioso, entrante estupendo y un plato principal completo y saciante. Como prefieras, siempre será un acierto.

Vamos a prepararlos sin demora pues llevan su tiempo. Comenzamos por las remolachas.


INGREDIENTES REMOLACHAS REBOZADAS
  • remolachas
  • pan rallado
  • perejil
  • harina de trigo
  • huevos
  • aceite de oliva 
remolachas_rebozadas

PREPARACIÓN REMOLACHAS REBOZADAS

Pela las remolachas, corta en rodajas de no más de medio centímetro. Pica el perejil y mezcla con el pan rallado. Reboza las rodajas de remolacha en harina, huevo batido y el pan rallado con perejil.


Pon a calentar  el aceite en una sartén a fuego medio. No calientes el aceite demasiado y ve friendo las rodajas de remolacha rebozada. No subas el fuego, sino fríe lentamente . Si no lo haces así, se harán por fuera y te quedarán duras por dentro. Recuerda, sin prisas.
Saca a un papel absorvente para que pierdan el exceso de aceite. 
Son un aperitivo excelente.


INGREDIENTES NABOS REBOZADOS
  • nabos
  • pan rallado
  • perejil
  • harina de trigo
  • huevos
  • aceite de oliva 
nabos_rebozados

PREPARACIÓN NABOS REBOZADOS

Pela lo nabos, corta en forma de bastones, si lo prefieres puedes hacerlos en rodajas.


Cocínalos tal como hemos hecho las remolachas. Ten en cuenta que los nabos se harán un poco antes.

nabos_rebozados

Seguro que serán también un estupendo aperitivo o entrante, pero si los acompañas con huevos fritos, seguro que no te resistirás a repetirlo muy pronto.

remolachas_rebozadas



miércoles, 4 de abril de 2018

Bisutería Ordenada

Yo sueño con un vestidor  tamaño habitación XL. Donde al entrar se pudiera ver toda la ropa colgada y ordenada, zapatos en su sitio y a la vista, bolsos... Y toda la bisutería y demás joyitas distribuídas en cajones acristalados, como los expositores de las joyerías.

Pero... ¡¡ Se rompió el cántaro de la lechera !! Volvemos a la realidad y aunque no me puedo quejar porque dispongo de bastante sitio, no tengo lo que me gustaría. Pero no hay más remedio que adapatarse y bucar soluciones prácticas.

Hace tiempo, comentábamos esto mi hija Alicia y yo. Ella tiene mil pendientes y no hablemos de collares. Los distribuye en cajas y joyeros pero ella quería algo donde poder colgarlos y verlos todos a la vez sin tener que rebuscar y, a ser posible, que no quedaran las cadenas liadas.

Así que me puse a pensar. Lo primero que ideé, fue el tuneo de un atril de madera que teníamos en casa y que no se usaba para nada. Aquí colgaríamos los pendientes.


MATERIALES NECESARIOS
  • 1 atril de madera
  • tiras de borlones ( madroñitos )
  • pintura a la tiza en spray
  • anillas de latas de refrescos ( procura que sean todas iguales)
  • pegamento

MODO DE HACERLO

Pega en los listones transversales del atril, las anillas de refrescos. Espera a que queden bien sujetas. Agita el bote de pintura a la tiza en spray, pinta todo el atril, incluídas las anillas. Yo dí dos manos, dejando secar entre una y otra. De todas formas en el bote encontrarás las instrucciones.
Una vez seca la pintura, pega las tiras de madroños tapando un poco la parte superior de las anillas.

Ya sólo te queda colgar tus pendientes y abalorios más bonitos.


 Otro día, encontré en unos grandes almacenes, estas perchas que vendían a precio de saldo y se veían muy desgastadas. Por menos de 1 euro me hice con ellas. 
¡ Para casa y ya veréis en qué os convierto !



 MATERIALES NECESARIOS
  • pintura a la tiza ( blanca y lila )
  • 1 servilleta para el decoupage
  • mod para decoupage
  • brochas que no dejen señales, de pelo fino
  • perchas

MODO DE HACERLO

Aquí os enseño cómo hacer el decoupage con servilletas. Yo lo hice en la parte superior de las perchas y el resto lo pinté con la pintura a la tiza.
A Alicia le han venido de lujo para colgar muchos de sus collares, ahora siempre ordenados y a la vista.
















domingo, 1 de abril de 2018

Pollo a la Miel y Limón en Microondas

Un año más han pasado las vacaciones de Semana Santa, vividas cada uno como acostumbra. Nos hemos librado de la lluvia en Huelva y, afortunadamente, hemos podido disfrutar de todas las cofradías en la calle. Pero no así del frío, que nos ha acompañado todos los días; aunque por esta razón, no íbamos a quedarnos en casa.  Como dice el refrán: " Una buena capa todo lo tapa ".

Es momento de volver a cocinar. Para arrancar sin muchos preparativos y como seguramente tendremos más cosas que organizar, vamos a hacerlo de forma muy fácil. Por eso voy a usar el microondas, pues es sano, sencillo, rápido y limpio. Perfecto para empezar una nueva semana y una nueva temporada.


INGREDIENTES

  • 1 k. de muslitos de pollo
  • 4 dientes de ajo
  • 3 cucharadas soperas de miel
  •  1 limón
  • sal y pimienta
  • 50 g. de AOVE


PREPARACIÓN

Pon el pollo en un bol. Salpimenta. Exprime el limón por encima de él. Añade los dientes de ajo laminados y la miel. Remueve bien para que se impregenen todos los muslitos de pollo. Deja macerando un par de horas tapado con papel film y dentro del frigoríco.


 Pasado este tiempo, pasa el pollo a una fuente apta para el microondas, rocía con el aceite. Pon unas cucharadas del adobo por encima del pollo, así potenciará el sabor.  Introduce en el micro durante 20 minutos a máxima potencia. Da unas vueltas y si es necesario programa unos minutos más. A partir de ahora, no programes más de 5 minutos seguidos. Es mejor hacerlo poco a poco hasta que se termine de cocinar, pues corres el riesgo de pasarte en la cocción y que se reseque la carne.




miércoles, 21 de marzo de 2018

Tortilla de Patatas y Habas

Cuando llegan estas fechas me vienen muchos recuerdos. Tardes en la cocina haciendo los dulces típicos de Semana Santa con mi madre y mi abuela, después con mi madre y ahora con mis hijas. La vida se renueva y es lo importante. Siempre quedarán buenos momentos que no se olvidarán.

Mi madre era muy dada a contar historias de la familia, de cuando ella era niña y cómo se vivían estos días. Ella vivió parte de su niñez con sus tíos, la tía Carmen y el tío Matías. Mi madre enfermó de unas fiebres y el médico recomendó mucho sol, aire puro, buena alimentación y aunque en su casa no faltaba de nada, a pesar de la época, la enviaron una temporada al campo con sus tíos que allí vivían y no tenían hijos. Ya os podéis imaginar a mi madre, rodeada de todos los mimos posibles y de lo mejor para Elisita, como ellos cariñosamente la llamaban. Mi madre adoraba a sus tíos.

El tío Matías cultivaba en su huerto las mejores frutas y verduras que había en Huelva. Antes de llegar al mercado, la vecindad lo esperaba para darle el encuentro por el camino y la vendía antes de llegar a su destino. Además, era un hombre bueno, honrado y la mejor persona que nadie ha podido conocer.
 Entre otras de sus virtudes y pasiones estaba el "cante jondo". Cantaba como poca gente lo ha hecho, frecuentaba tertulias en Huelva y era admirado por muchos entendidos de la época.

Pero la tía Carmen, no se quedaba atrás. Ella también cantaba y lo hacía muy bonito. Contaba mi madre, que un año , en Semana Santa, los dos salieron a ver las procesiones del Viernes Santo. En Huelva, son cofradías de recogimiento y mucho más serias que las de días anteriores. Una de ellas es "El Silencio ". Hermandad de silencio a la que no se permite cantar, ya sabéis que en Andalucía son frecuentes las saetas dedicadas al Cristo o Virgen en cuestión. Cantadas por los saeteros en las calles ante los pasos, a pie de calle o desde los balcones. Retomando aquella noche, los tíos de madre, empezaron a cantar una saeta, las autoridades quisieron pararlos, pero se escuchó un murmullo del gentío que allí se encontraba, pidiendo que no prohibieran la saeta que aquella pareja cantaba a dúo. Nunca más se ha vuelto a escuchar algo semejante con tanto arte, ni con tanto sentimiento. Nadie hubiera podido superarlo, ni tan siquiera igualarlo.

Estoy hablando de hace muchos años, alrededor de 1.930-40, ha llovido desde entonces. Pero aún lo sigo recordando, tal como mi madre lo narraba en aquellas tardes de Viernes Santo, en la cocina y ...

La receta de hoy no puede ser más sencilla, un buen tortillón de patatas con habas tiernas, las primeras que han llegado a mi casa, directas del huerto, estrenando primavera y recogidas por mi hermano. Así que en cuanto las vi, pensé en las que mi madre hacía, tan ricas y llenas de sabor, recordando las habas del huerto del tío Matías y cocinada a la manera de la tía Carmen.

Esta receta es para mi amiga Concha Cabello y su Club de la Tortilla Perfecta. Fui a revisar sus tortillas y apareció una tortilla de habas y cebolleta que publicó hace mucho tiempo. He añadido a la mía, esa hierbabuena fresca que ella pone, proporcionando un sabor delicioso y especial.


habas_tortilla

¡ Concha , no tardes en venir por ella pues mi marido ya se lleva su trozo, jajaja !!


habas_tortilla

INGREDIENTES

  • 1 k. de patatas
  • 250 g, de habas tiernas
  • 1 cebolla blanca dulce
  • 1 ramita de perejil fresco
  • 1 ramita de culantro fresco ( cilantro )
  • 1 ramita de hierbabuena fresca
  • 6-8 huevos ( según tamaño )
  • sal
  • 1 l. de AOVE





PREPARACIÓN


Pela y corta las patatas en dados como para tortilla, deja escurrir y pon sal.  Calienta abundante aceite en una sartén. Echa las patatas cortadas en dados. Añade las habas troceadas. Deja que se hagan a fuego medio bajo, remueve de vez en cuando. Tapa la sartén con una tapadera. 



Cuando comiencen a ponerse tiernas las habas y patatas, añade la cebolla picada. Continúa a fuego medio-bajo y la sartén tapada.




Cuando todo esté tierno saca a un bol. Bate los huevos, incorpora  las hojas de hierbabuena, el perejil y  culantro picados. Añade las patatas y las habas. Quita aceite de la sartén y deja sólo un poco en el fondo. Echa la mezcla anterior, cuaja por un lado y después da la vuelta para que se cuaje por el otro.





Ya sólo queda disfrutar de un buen trozo de tortilla, acompañada por un delicioso pan casero, para "Que no te falte un perejil"





habas_tortilla




domingo, 18 de marzo de 2018

Bonito Encebollado

¡ Ya estamos en capilla !

Frase muy dicha en Semana Santa y escuchada en numerosas ocasiones por los que somos cofrades. Ya estamos a las puertas de una Semana Grande. Para los que nos gusta disfrutar de estos días, de las vacaciones, de la festividad, de las cofradías, de los pasos en la calle, procesiones... Y como no, de la expléndida gastronomía que podemos degustar en nuestro país.

En mi casa son días grandes, de mucho salir y de cocinar lo más tipico de estas fechas. Entre estos platos se encuentran nuestras adoradas torrijas, los hornazos, potajes de Cuaresma y lo que más abunda son las recetas de pescado. bacalao sobre todo y sin dudarlo, cualquier otro es bienvenido.

Hoy cocinamos bonito encebollado. La temporada de bonito es en los meses de verano, pero tenía esta receta guardada desde entonces, y me parece que es buen momento para desempolvarla. 

Así lo hago yo y de esta manera os lo quiero enseñar.

bonito_encebollado


INGREDIENTES

  • 1 kilo de bonito cortado en tacos grandecitos ( yo tenía un bonito grande y lo troceé yo misma, pero si te quieres ahorrar este paso, pídelo a tu pescadero y seguro que lo hará encantado )
  • 3 o 4 cebollas grandes
  • 4 dientes de ajos
  • 1 cucharadita de pimentón dulce de La Vera
  • 1 vaso generoso de vino blanco seco
  • perejil fresco
  • 1 hoja de laurel
  • 1 cucharadita de orégano 
  • sal y pimienta
  • 70 g. de AOVE

bonito_encebollado

PREPARACIÓN

Lo primero que haremos es preparar el pescado, quitando las vísceras, sacando los lomos y troceándolos. 


En una cazuela pon a pochar las cebollas picadas no demasiado pequeñas y los dientes de ajos laminados a fuego medio-bajo.


Remueve de vez en cuando y cuando adquieran color, añade el perejil picado, orégano y laurel. También es el momento de incorporar el pimentón. 


Continúa cociendo unos minutos más y añade el vino. Sube el fuego un poco. Espera a que evapore el acohol y que reduzca la salsa.


Introduce el pescado en la salsa y cocina durante dos o tres minutos más. Pon sal y pimienta.


No debes dejar que el bonito cueza demasiado pues tiende a endurecerse y secarse. Es mejor no pasarnos y así quedará en un punto perfecto y delicioso.


bonito:encebollado



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...